Magazine para sobrellevar lo mejor posible la dura batalla diaria.

Metro urbano en el siglo XVI.

Metro urbano en el siglo XVI de la mano de Matt Crabtree.

La perspectiva es todo, y esto no podía sonar más cierto que cuando se habla de fotografía.

La nueva serie de fotos de Matt Crabtree ‘16th Century Tube Passengers’. Una fusión donde se añade una perspectiva histórica para los desplazamientos cotidianos diarios del metro. Lo entenderás mucho mejor. 

Metro urbano en el siglo XVI.

Disparar fotos en secreto a londinenses inocentes y les da una sensación de retrato del siglo XVI.
No hay mucho de edición en sus trabajos fotográficos, con esta idea en sí, al espectador le obliga a usar su imaginación. Se puede ver el resto de la serie y más del trabajo de Matt Crabtree en su página web.

Metro urbano en el siglo XVI de la mano de Matt Crabtree. -GoodMorningVietnam.es

El origen del metro de Londres inspiró su trabajo “Metro urbano en el siglo XVI”.

Para explicar el origen del Metro de Londres tenemos que viajar atrás en el tiempo hasta situarnos en la Revolución Industrial. Cuando la población rural comenzó su éxodo hacia las ciudades en la búsqueda de mejores condiciones laborales. De tal modo que éstas empezaron a experimentar fenómenos de superpoblación.

Londres se convirtió en una de las ciudades más pobladas del mundo.

Esto desembocó en verdaderos problemas de logística, comunicación y congestión en Londres y entre Londres y su periferia. Por ello a mediados del siglo XIX y aprovechando unas obras de la ciudad se planteó la construcción de accesos subterráneos al centro de la ciudad.

Charles Pearson, un concejal de la época, ya tenía una visión bastante futurista de la red de trenes subterráneos. Su diseño de la red constaba de una especie de cabinas atmosféricas impulsadas por aire comprimido.

Los comienzos del metro de Londres.

La historia del metro de Londres comienza con celebración de la Gran Exposición en 1851. Cuando se materializa el proyecto con la construcción de la primera línea, conocida como la North Metropolitan Railway. El avance de la tecnología, en concreto el paso de locomotoras de vapor a trenes eléctricos, fue el impulso definitivo para poder conocer a como lo conocemos hoy. En 1905 la gran mayoría de las vías fueron electrificadas. Este avance tecnológico, junto con las nuevas técnicas para construir túneles, son los hechos que marcan la historia del metro de Londres.

Hoy día el metro de Londres es la mayor red de trenes metropolitanos del mundo. La longitud total de sus líneas es de 408 kilómetros, de los cuales 181 son bajo tierra. Además existe un tren ligero, el Docklands Light Railway, que añade a esta red 26 kms más de recorrido. El metro de Londres tiene 275 estaciones por las que pasan más de 3 millones de usuarios cada día.

London Underground: Una historia muy cambiante. Metro urbano en el siglo XVI. 

El metro de Londres, también conocido como underground o tube es la red de metro más antigua y más utilizada del planeta. Su historia se caracteriza porque ha sido muy cambiante. A lo largo de su recorrido podemos encontrar estaciones abandonadas, renombradas, reubicadas e incluso fusionadas con otras.

Ejemplos de lo anterior se pueden encontrar en el trayecto de Tottenham Court Road a Holborn en la linea Central, donde encontramos una estación sin pasajeros desde 1932 y que solía ser la estación British Museum.

También en la línea Piccadilly entre Green Park y Hyde Park Corner se observan cambios en la construcción del muro de sus túneles. Aquí solía haber una estación, Down Street, cerrada el mismo año que la British Museum. Estas estaciones son conocidas como estaciones fantasma.

Muchas estaciones de  han cambiado el nombre con el que se las bautizó originalmente.

Normalmente la zona donde la estación del metro estaba ubicada ha cambiado de nombre. En otros casos el nombre se ha cambiado al unirse dos estaciones. E incluso por motivos de competencia, ya que hay líneas gestionadas por diferentes compañías, normalmente competencia, que están próximas y les interesa diferenciarse claramente.

Hay alrededor de 40 estaciones abandonadas o reubicadas en la red del underground de Londres a lo largo de sus 408 Km de vías. Algunas en superficie otras bajo tierra. Algunas han desaparecido sin dejar rastro, mientras que otras están casi intactas, quedando como instantáneas de la época en que fueron cerradas.

Metro urbano en el siglo XVI. – GOODMORNINGVIETNAM.ES

También podría gustarte.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Gracias por aportar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.