Magazine para sobrellevar lo mejor posible la dura batalla diaria.

Lavarse en el bidet o bidé.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/melsys/domains/goodmorningvietnam.es/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

Warning: A non-numeric value encountered in /home/melsys/domains/goodmorningvietnam.es/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 213

Lavarse en el bidet o bidé puede ser perjudicial para la salud y propagar bacterias fecales.

Al contrario de lo que piensan la mayoría de la gente, lavarse en el bidet puede propagar bacterias fecales dañinas para la salud.

Cuando usamos papel higiénico al terminar de hacer nuestras necesidades fisiológicas en el water, la suciedad y bacterias se eliminan con un potente chorro de agua hacia abajo.

Por el contrario, al usar el bidet o bidé, el chorro del agua pone en contacto la suciedad del ano con nuestros genitales, especialmente la bacteria del E. coli.

Las mujeres tiene más riesgo de contaminación por bacterias fecales que los hombres usando el bidé del baño.

Pros y contras de lavarse en bidés.

Los bidés modernos suministran un chorro de agua a las áreas genitales y anales a modo de una bañera poco profunda. Varían según la ubicación de los chorros, las opciones de presión y temperatura del agua.

Los defensores dicen que un bidet es mejor que usar papel higiénico porque puede eliminar más materia fecal, es menos irritante y no contamina las manos mientras se limpia. Puede ser una opción para las personas que tienen artritis severa en sus manos u otras discapacidades que dificultan la limpieza. Se han realizado pocos estudios, pero algunas investigaciones sugieren que los bidés pueden ayudar con afecciones como hemorroides, fisuras anales y prurito anal ano con picazón.

Por otro lado, un estudio publicado en Colorectal Diseases , encontró que las personas con un tipo de fisura anal mejoraron cuando dejaron de usar un bidé.

Además, un gran estudio japonés de mujeres concluyó que el uso habitual de bidé puede alterar negativamente las bacterias normales que viven en la vagina, aunque las implicaciones para la salud de esto no están claras. Existe el riesgo de escaldarse si el agua está demasiado caliente o de dañar el tejido sensible si la presión es demasiado alta o si usa en exceso el bidé.

Lavarse las manos siempre tras hacer nuestras necesidades.

No es necesario que la mayoría de las personas use un bidé. Si tiene un problema para limpiarse adecuadamente después de defecar, puede usar papel higiénico suave o toallitas húmedas que debe desechar en la basura incluso si están etiquetadas como “lavables”.

Para una limpieza adicional, puede instalar una manguera de baño (más barata que un bidé) o, si se ducha después de defecar, puede usar un spray.

Fuente de consulta.

Clínica Mayo.

Lavarse en el bidet o bidé puede ser perjudicial para la salud. – GoodMorningVietnam.es 

También podría gustarte.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.